jueves, 26 de diciembre de 2019

La última entrada.

Solo faltan un par de días para que finalice el año, exactamente cinco días y nos despedimos de toda una década, suena bastante intimidante y lo es...

Junto con el espíritu de nuevas oportunidades que nos brinda el fin de año, también viene la oportunidad de cerrar ciclos y comenzar nuevos; y ese es el motivo de esta entrada, como leyeron en el título, esta será la última entrada del blog. 

Siento que es justo darle un buen final a este proyecto tan bonito que llevo desde hace 4 años, un proyecto literario que ha tenido sus altas y bajas, pero que siempre ha tenido un lugar especial en mi corazón. Gracias a él conocí personas maravillosas, me abrió las puertas a nuevas lecturas insospechadas y me ayudo a pulir mis gustos, a darme cuenta como me gustaba sentir los libros y la misión que cumplen ellos en mi vida.

Pero no todo puede seguir eternamente, y es mejor que las cosas terminen así, en el momento indicado. La vida es difícil y a medida que nos vamos haciendo mayores todo empieza a complicarse aún más. Empecé este proyecto cuando tenía 21 años, lo cual parece una eternidad, y lo hice en un momento en el que realmente necesitaba más que nunca los libros. A penas estaba comenzando mi carrera universitaria y sentía que no estaba leyendo lo suficiente, necesitaba encontrar un espacio en donde mi amor por las historias tuviera lugar y decidí crear uno yo misma. 

Agradezco infinitamente a todas las personas que siguieron este proyecto durante el tiempo que duró y les voy a estar infinitamente agradecida a todos lo que se dieron el tiempo de leer o comentar mis reseñas y opiniones. Nunca pensé que las personas pudieran interesarse en mis opiniones de esa manera y nuevamente agradezco a quienes lo hayan hecho. 

No borraré el blog, porque siento que es como una cápsula del tiempo de lo que ha pasado en mi cabeza durante estos cuatro años, seguirá siendo público por si alguien quiere leer nuevamente las reseñas, pero ya no seguiré publicando más por aquí. Tampoco me voy de blogger, porque me gusta mucho el formato, voy a seguir escribiendo aunque no sé si de forma pública o no, en mi blog personal.

Les deseo lo mejor a todas las personitas que siguen luchando porque espacios como estos no mueran, porque las letras aún vivan con fuerza y pasión entre los jóvenes.

Hasta siempre, con amor.